lunes, 24 de agosto de 2015

The Alloy of Law - Brandon Sanderson



The Alloy of Law (Aleación de Ley

Brandon Sanderson (Traducción de Rafael Marín Trechera)

Mistborn #4 (Nacidos de la Bruma)
Gollanz (Ediciones B en español), 325 páginas, 8.99 £ 
9780575105836

“Han pasado ya trescientos años desde los acontecimientos narrados en la trilogía Nacidos de la Bruma (Mistborn) y Scadrial se encuentra cerca de la modernidad: ferrocarriles, canales, iluminación eléctrica y los primeros rascacielos invaden el planeta.  
Aunque la ciencia y la tecnología están alcanzando nuevos retos, la antigua magia de la alomancia continúa desempeñando un papel fundamental. En una zona conocida como los Áridos existen herramientas cruciales para aquellos hombres y mujeres que intentan establecer el orden y la justicia. Uno de estos hombres es Lord Waxillium Ladrian, experto en metales y en el uso de la alomancia y la feruquimia.

Después de vivir veinte años en los Áridos, Wax se ha visto obligado, por una tragedia familiar, a volver a la metrópolis de Elendel. Sin embargo, y a su pesar, deberá guardar las armas y asumir las obligaciones que exige el hecho de estar rodeado de la clase noble. O al menos eso cree, ya que aún no sabe que las mansiones y las elegantes calles arboladas de la ciudad pueden ser incluso más peligrosas que las llanuras de los Áridos.”

Sinopsis de la edición en español de Ediciones B

Alloy of Law me ha resultado un libro muy agridulce. Me ha sabido tremendamente a poco y me ha decepcionado bastante. No sé si es que estaba esperando otro Mistborn y me he frustrado al no encontrarlo o que sencillamente no he congeniado con los personajes pero esta es, hasta ahora, la novela que más me ha costado leer, y menos he disfrutado de Brandon Sanderson. Pero vayamos por partes.

Cosas que me han gustado. La ambientación, en parte. Me explico. Creo que la elección de ubicar la novela en plena revolución industrial, con la presencia de la electricidad, ferrocarril, armas de fuego sin duda es un giro de tuerca maravilloso. Presenta un contraste que me ha encantado entre los primeros libros de Mistborn y esta nueva etapa. Ha sido una evolución increíble y los toques de el Lejano Oeste me han hecho interesarme muchísimo. Pero el problema para mi es que la evolución de la Alomancia no ha estado a la altura. Básicamente, porque no la he visto. 

Hay un par de cosas nuevas, que no hemos visto en libro anteriores, eso es cierto. Pero por lo demás me ha dejado muy fría. He pasado de ese sistema mágico muy complejo, cuidado e increíble, a algo que está muy de fondo y con mucha menos relevancia. Para mi, en este libro la alomancia estaba como de adorno. No le ha dado partido, no tenía casi importancia, era algo que existía y que de vez en cuando se usaba pero de una forma totalmente anodina. 

El comienzo de la novela me ha resultado muy lento. Me ha costado mucho meterme en la historia y Wax, el protagonista no ayudaba. Me ha resultado un personaje más bien anodino y sin nada en particular que me llamase la atención. No obstante, con Wayne para mi ha cambiado casi todo. Wayne sí que ha sido un personaje que, aunque tampoco se lleva un lugar en mi corazón, me ha caído en gracia y me ha hecho la novela bastante más amena con sus apariciones.

Otro gran punto negativo para mi en esta novela han sido las mujeres. O más bien la falta de protagonismo de las mismas. Esta la prometida de Wax, que no hace nada, pero nada de nada. Y luego la prima, que bueno, como que intenta participar y tal pero se escandaliza ante la idea de llevar pantalones a pesar de que una figura legendaria como Vin llevaba pantalones. Normalmente no me suelen importar tanto las perlitas de Sanderson con sus personajes femeninos porque puedo entenderlos dentro del contexto de libro, pero en este ya sí que ni eso.

La trama principal, con el asunto de los robos y los secuestros me ha gustado. No me ha parecido una trama especialmente brillante, pero ha estado entretenida y algunos giros en ella me han resultado interesantes. Pero lo que más me ha gustado de ello es la forma de  resolverlo en el sentido de “sheriff al margen de la ley”, y eso un poco lo incluyo también dentro del contexto de la novela.

En general, el libro está bien. Pero no da más. Si esperáis algo tan complejo, épico y con tanta profundidad como las tres primeras novelas de Mistborn, como hice yo, a lo mejor os dais con el mismo canto en los dientes que me di yo. Es una novela cortita, apenas supera las trescientas páginas, y me ha parecido introductoria a más no poder. La leí como preparación a las nuevas publicación de la continuación de Mistborn pero lejos de meterme en esa dinámica me ha generado miedo por ver que esperar. 


Aleación de Ley ha resultado para mi una decepción y de lo que menos me ha gustado hasta ahora del autor. Me ha costado mucho pasar del principio, porque ni Wax ni la trama que estaba esbozando me llamaban mucho la atención, pero con la aparición de Wayne y la trama principal esbozada me he interesado más. Los personajes femeninos, brillan por su ausencia y quedan relegados a posiciones casi de decoración. Aunque el trasfondo de la Revolución Industrial me ha parecido increíble, para mi gusto ha sido totalmente desaprovechado, quedando aparcado con la Alomancia que se usa más bien poco de forma casi irrelevante y muy repetitiva en la historia. 

lunes, 17 de agosto de 2015

The Killing Moon - N. K. Jemisin

The Killing Moon N. K. Jemisin 

Dreamblood #1 
Orbit, 415 páginas, 7.99 £ 
9780356500768


“In the ancient city-state of Gujaareh, peace is the only law. Upon its rooftops and amongst the shadows of its cobbled streets wait the Gatherers - the keepers of this peace. Priests of the dream-goddess, their duty is to harvest the magic of the sleeping mind and use it to heal, soothe - and kill those judged corrupt.

But when a conspiracy blooms within Gujaareh's great temple, Ehiru - the most famous of the city's Gatherers - must question everything he knows.
Someone, or something, is murdering dreamers in the goddess' name, stalking its prey both in Gujaareh's alleys and the realm of dreams. Ehiru must now protect the woman he was sent to kill - or watch the city be devoured by war and forbidden magic.”


Hay veces que aun habiendo leído pocos libros de un autor puedes decir que se encuentra entre tus favoritos. En mi caso, aun habiendo leído solo cuatro libros de Jemisin, la cuento sin duda entre mis favoritas. Tras haber adorado la trilogía de Inheritance (Los Cien Mil Reinos en español), tenía muy claro que quería leer más de la autora, y aunque he esperado mucho tiempo a comprar este libro: no me ha decepcionado.

Creo que una reseña se me va a quedar pequeña para hablaros de este libro, honestamente. El trasfondo es brillante. Increíble. Es algo complicado de entender, ya que es muy diferente y te lo describen en apenas dos capítulos, con un montón de terminología inventada con unos nombres rarísimos y unas ideas bastante originales basadas en la mitología egipcia. A mi me costó hacerme a la idea e interiorizarlo, pero una vez te haces a él es verdaderamente increíble.

En el libro acompañaremos a Ehiru, un Gatherer, fiel servidor de élite de la diosa Hanaja, cuya ocupación es ayudar a morir plácidamente a aquellas personas que lo deseen y que estén más allá de una cura guiando su alma hasta la tierra del sueño. Pero también asesinar a aquellos que sean considerados corruptos, sea cual sea su condición social, ya sean estafadores, traidores al reino…

A pesar de haber dedicado casi toda su vida a esta misión sin falta, cuando va a cobrarse la vida de un corrupto este le revela unos hechos que le sacuden y falla en su deber ocasionándole un gran problema moral y llenándole de culpa. Unos hechos que parecen estar relacionados con una terrible conspiración que está teniendo lugar en Gujaareh. Todo ello aderezado con una gran cantidad de tradiciones, estratos sociales, culturas…

Además del trasfondo, me ha fascinado la cantidad de temas diferentes que trata el libro, tales como la corrupción política y religiosa, la eutanasia, los sueños, la fe ciega, el ansia de poder de los poderosos, el enriquecimiento de los ricos y el empobrecimiento de los más pobres, el choque de culturas radicalmente diferentes…  No solo ha creado un mundo fantástico muy complejo, sino que además le ha dotado de unas características y profundidad sorprendente en apenas cuatrocientas páginas.

Aunque el principio me resultó algo denso, por todo el trasfondo e información, una vez asimilado el libro se lee solo. En parte por el dilema de Ehiru y la complejidad de su personaje, como su relación con Nijiri, su aprendiz, como por toda la trama de corrupción y misterio que envuelve al libro. Es de estos libros que una vez lo coges y comienzas, no puedes parar. 

También me ha encantado la relación entre Ehiru y Nijiri. Precisamente por la naturaleza de la misma. Podríais pensar que es un libro con una trama romántica, o con una relación de maestro aprendiz, pero eso sería simplificar, y estropear las cosas. Parte de lo uno y parte de lo otro, y creo que es algo que hace que el libro gane mucho porque se aleja de lo más común. Me encanta que se haya remodelado ese punto de la trama y, como ya os digo me encanta su relación.

El nivel de inglés del libro es complicadillo. Definitivamente descartadlo si estáis comenzando a leer en inglés o solo habéis leído young adult. Si tenéis más práctica, os recomendaría que le echarais un vistazo al prólogo y primer capítulo para haceros una idea. Como os comento, lo más fuerte de mitología y la primera inmersión se da a cabo en las primeras páginas, si no tenéis problema con eso adelante, una vez entendido el trasfondo el libro se lee solo.


The Killing Moon es el fascinante comienzo de la bilogía Dreamblood. Con un trasfondo que me ha llamado la atención por su complejidad y originalidad, nos sumergimos en una tierra con una gran carga religiosa y onírica en la que la corrupción esté penada con la muerte. Pero que, no obstante, la corrupción parece envolver a la ciudad en una trama que me ha enganchado como lectora. Con unos personajes muy complejos y unas relaciones entre ellos fuera de lo convencional, nos sumergiremos en una trama de conspiración y crisis religiosa con un final esperado, pero a la vez sorprendente que me ha dejado con unas ganas increíbles del segundo libro. Definitivamente, una gran recomendación. 

lunes, 10 de agosto de 2015

Half a War - Joe Abercrombie

Half a War  – Joe Abercrombie 

Shattered Sea #3 (Mar Quebrado)
Harper Voyager (Fantascy en español), 497 páginas, 12.99 libras 
9780007550265



Words are weapons
Princess Skara has seen all she loved made blood and ashes. She is left with only words. But the right words can be as deadly as any blade. She must conquer her fears and sharpen her wits to a lethal edge if she is to reclaim her birthright.

Only half a war is fought with swords
The deep-cunning Father Yarvi has walked a long road from crippled slave to king’s minister. He has made allies of old foes and stitched together an uneasy peace. But now the ruthless Grandmother Wexen has raised the greatest army since the elves made war on God, and put Bright Yilling at its head – a man who worships no god but Death.

Sometimes one must fight evil with evil
Some – like Thorn Bathu and the sword-bearer Raith – are born to fight, perhaps to die. Others – like Brand the smith and Koll the wood-carver – would rather stand in the light. But when Mother War spreads her iron wings, she may cast the whole Shattered Sea into darkness...



Por fin he podido leer el desenlace de la trilogía Shattered Sea. Como bien sabréis, es una trilogía que me ha gustado mucho, de la que hablo a todas horas y que recomiendo a más no poder. Y es que, desde luego, se ha ganado un puesto entre mis trilogías favoritas.

Aunque esta reseña me genera un pequeño problema y es como hablaros de este libro, mencionando los dos anteriores de forma velada, porque aunque el primero ya ha sido publicado en español, el segundo aún no y evidentemente no quiero estropearle el libro a nadie. Así pues os aviso que va a ser una reseña muy general sobre mis impresiones sobre el libro sin entrar mucho en detalles de la trama. 

Al igual que los dos libros anteriores, Half a War cuenta con dos nuevos protagonistas, aunque por supuesto, los protagonistas de los libros anteriores están muy presentes en la trama. En este caso, comenzamos a conocer a Skara, una joven que, debido a la guerra ve como su familia es masacrada, sus tierras conquistadas y apenas logra huir para intentar contraatacar. Y, por otro lado, encontramos a Raith, un joven guerrero que, despojado de todo, menos de su hermano, consigue darle un nuevo sentido a su vida sirviendo a un Rey, al que admira, y protegiendo a su hermano.

En este caso aunque Skara me ha gustado muchísimo, y creo que es un personaje con una evolución enorme que merece mucho la pena, Raith… como que me ha pasado más desapercibido. Desde mi punto de vista la novela tenía ya tantos personajes tan carismáticos, entre los conocidos y los nuevos que Raith brillaba un poco menos que los demás. No sé, no le he visto la novedad, me ha parecido uno más. Me costó un poco empatizar con él, y para cuando comencé a entenderle como personaje ya casi había llegado al final del libro.

Como os habréis podido imaginar por el título, toda la guerra que se venía gestando desde el primer libro, con las acciones contrapuestas del Padre Yarvi y Grandmother Wexen llega a su clímax y desenlace. Tardé un poco en meterme en la historia, por el hecho de tener nuevos personajes desconocidos que ubicar, pero tras un primer capítulo realmente bestial, me enganché rápidamente sumergiéndome en la trama. Y aunque a grandes rasgos te esperas qué vas a encontrar en el libro, la ejecución me ha sorprendido en numerosas ocasiones e incluso a llegado a arrancarme un par de lagrimones.

Mi única pega, con el libro ha sido el final, que no ha sido tan apoteósico como esperaba. O más bien, si lo ha sido, pero después de ese final apoteósico, ha añadido un poco más de esa calma de después de la tormenta que me ha dejado una sensación extraña. Como si fuera a haber más historia, pero de repente no.  Como si me fuera a dar esperanzas en el sentido “hay algo más que contar”, pero en realidad no.

Además, me costó mucho terminar el libro, no porque fuera lento o aburrido, el libro se lee rapidísimo; sino porque no quería terminarlo. Me han fascinado tanto los personajes, su crecimiento, su evolución que el saber que se acababa y no iba a haber más en cuanto lo leyera hasta el final me ha hecho detenerme y tratar de disfrutarlo al máximo. Pero nada dura eternamente.

Tampoco le he puesto cinco estrellas redondas porque, tras haber leído los tres, las cinco estrellas se las lleva el primero. No porque crea que sea mejor, los tres me han gustado muchísimo. Pero Yarvi es, sin duda alguna, mi personaje favorito, y el primer libro es el que más centrado está en su historia. Y la evolución de Yarvi en esta parte de la historia, increíble.


Half a War es un más que digno desenlace de la trilogía Shattered Sea. Siguiendo en la misma línea que los dos libros anteriores, nos presenta a dos nuevos personajes, Skara y Raith, mientras que no deja nunca de lado a todos los personajes anteriores. Incluso algún secundario que me encantó vuelve para deleitarnos con algunas escenas impresionantes. Aunque algo lento tras un primer capítulo bestial, la trama se presenta de forma muy rápida haciendo una lectura para mi gusto adictiva. La única razón por la que intenté leer más despacio hacia el final, fue la certeza de saber que es el último libro de la trilogía. Tal vez, lo que menos me haya gustado fue esa clama tras el tormentoso final, que para mi gusto le resta impacto y da la sensación de continuar cuando, de hecho, todo termina. 

lunes, 3 de agosto de 2015

El libro de los portales - Laura Gallego



El libro de los portales Laura Gallego 

Libro único
Minotauro, 496 páginas, 14.95
9788445001301

 
Los pintores de la Academia de los Portales son los únicos que saben cómo dibujar los extraordinarios portales de viaje que constituyen la red de comunicación y transporte más importante de Darusia. Sus rígidas normas y su exhaustiva formación garantizan una impecable profesionalidad y perfección técnica en todos sus trabajos.
Cuando Tabit, estudiante de último año en la Academia, recibe el encargo de pintar un portal para un humilde campesino, no imagina que está a punto de verse involucrado en una trama de intrigas y secretos que podría sacudir los mismos cimientos de la institución.


Compré este libro más o menos cuando salió pero, hasta ahora no me he puesto por fin a leerlo.  Partiendo de la base de que Laura Gallego no me emociona especialmente, todo el hype que envolvía  a la novela recién publicada me echaba muchísimo para atrás y pensé que lo mejor sería esperar hasta que realmente me apeteciera para no leerla de forma forzada e intentar disfrutarla al máximo.

Ahora pienso que menos mal que no lo he hecho porque si no me ha entusiasmado especialmente no quiero ni imaginar lo que me habría decepcionado con todo el hype. Y es que para mi gusto la historia está bien, pero nada más. Lo único que me ha llamado la atención es el tema de los portales, que fue mi motivación para leer la novela, ya que es lo único que tiene algo de “personalidad” a pesar de no ser una idea totalmente original. Es decir, he leído libros sobre portales, pero no exactamente con esas características y creo que eso podría haber dado mucho juego.

Desde mi punto de vista, la mayor parte del libro está llena de tópicos. Desde el protagonista, a la mejor amiga del protagonista, pasando por “la historia de amor”, siguiendo con el profesor excéntrico, ¿he mencionado ya la academia? En fin, no sé, que tiene ya todos los elementos típicos de la historia básica de fantasía. Y el resto de particularidades no ha compensado, para mi gusto, esos tópicos por lo que la historia resultante ha sido bastante normalita.

Aunque la acción, me dio la impresión de que tardó en un poco en arrancar y el comienzo se me hizo muy lento, el libro la verdad es que es sencillo de leer. Tal vez por haber estado leyendo mucho en inglés o no, la verdad es que lo leí bastante rápido, no porque estuviera especialmente enganchada sino porque es de estos libros que se leen casi solos. Lo cual es otro punto a favor. 

La trama me resultó bastante predecible a lo largo de todo el libro. No sé si está pensado para que vayas siguiendo la historia exhaustivamente o para que no haya misterio, pero todo me resultó bastante evidente. Tal vez excepto algún que otro detalle, pero la revelación del mismo tampoco me sorprendió por lo que me quedo un poco en las mismas.

Los personajes no me llamaron demasiado la atención. Me resultaron bastante poco esbozados y poco complejos. Como las hadas en Peter Pan, que solo son capaces de sentir una emoción a la vez. Me dio la impresión de que tenían un sentimiento o motivación única que le iba moviendo y cuando cumplían ese, pasaban a otro y así. Tampoco he empatizado con ninguno de los personajes precisamente por eso.

Mi mayor queja en este sentido es la historia de amor. Creo que el libro funcionaba perfectamente sin ella y cuando la ha metido, para mi gusto de golpe y porrazo de forma que no tenía ningún sentido, pues no me la he creído. Es más, es que choca tanto, que creo que habría estado mucho mejor sin ella. Me ha dado la impresión de estar muy forzada, como si se le hubiera olvidado que quería que esos dos personajes estuvieran juntos y se saltase toda la fase previa al noviazgo.


En definitiva, El libro de los portales me ha parecido una idea muy buena, con mucho potencial, pero que se ha quedado sin desarrollar y narrada muy superficialmente. Toda la originalidad de la idea ha quedado sepultada bajo capas y capas de tópicos de la literatura de género que lejos de potenciar sus puntos fuertes la han convertido, para mi gusto, en un libro más. La trama me ha resultado predecible, y las pocas cosas que no vi venir, tampoco me sorprendieron demasiado. Y la trama amorosa, sencillamente me ha dado la impresión de estar metida con calzador. Por otro lado, los personajes tampoco me llamaron la atención, no consiguieron meterme en la historia ni me parecieron especialmente complejos ya que lo único que ayudaron fue a los tópicos de la historia. 

lunes, 27 de julio de 2015

Fahrenheit 451 - Ray Bradbury



Fahrenheit 451 – Ray Bradbury (Traducción de Francisco Abelenda)

Autoconclusivo 
Minotauro, 265 páginas,  8.50
9788445071168



Fahrenheit 451. La temperatura a la que el papel se enciende y arde. Como 1984 de George Orwell, como Un mundo feliz de Aldous Huxley, Fahrenheit 451 describe una civilización occidental esclavizada por los media, los tranquilizantes y el conformismo.
La visión de Bradbury es asombrosamente profética: las pantallas de televisión ocupan paredes y exhiben folletines interactivos, unos auriculares transmiten a todas horas una insípida corriente de música y noticias, en las avenidas los coches corren a 150 kilómetros por hora persiguiendo a peatones; y el cuerpo de bomberos, auxiliados por el Sabueso Mecánico, rastrea y elimina a los disidentes que conservan y leen libros."



Llevo varios días pensando que contaros de este libro.  Uno de los grandes clásicos de la distopía, un libro de clara referencia para todo el género y todas las distopías actuales. Y ya que estoy familiarizada con lo actual, pensé que sería buena idea leer la base de la misma. No sé que quería encontrar en este libro pero, a pesar de que me ha gustado, siento que no ha llenado del todo el vacío de expectativas que tenía puesto en él.

De las cosas que más me han llamado la atención ha sido el mundo futuro en que Bradbury nos sumerge. Sí que es cierto que, para mi gusto, me ha dado pocos datos sobre el mismo, en tanto en cuanto cómo ha llegado la humanidad hasta ese punto. Pero, por otro lado, puesto que se trata de un libro que no llega a las trescientas páginas, bueno, entiendo que no todo puede tener tanta profundidad y estar tan desarrollado. Como ambientación, creo que funciona bien. Me ha gustado mucho el concepto de bomberos como creadores de fuego en lugar de sofocarlos.

Básicamente este ha sido mi problema con el libro: sé que tiene muy pocas páginas, pero para mi gusto, tiene muy poca profundidad, en todos los aspectos que no son la ambientación. En esta tónica el libro me ha parecido algo irregular en cuanto a ritmo. El principio, ya sea por ajustarme al estilo del autor, o sencillamente por mi impresión, se me hizo bastante lento. Para el número de páginas yo diría que me costó bastante engancharme e interesarme por la historia que me estaban contando. Pero, a partir de ahí, me da la impresión de que todo se desarrolla muy rápido. De ahí el desequilibrio. Como si el libro tuviera una introducción muy larga con respecto al nudo y el desenlace en sí.

De esta forma, mucha de la evolución de los personajes se me ha hecho apresurada, y algunos giros de la trama, me han resultado muy repentinos. Bradbury me ha dado la sensación de ser un profesor que explica demasiado rápido la lección y hace que sea muy complicado que el alumno disfrute con la lección. Puede entenderla, y seguirle a trompicones, pero de ahí a verdaderamente disfrutar con ello hay un paso. Y es exactamente lo que me ha pasado a mí.

Apenas he conseguido empatizar o preocuparme por los personajes, excepto tal vez con Clarisse, quién me ha despertado mucha ternura y recordado mucho a Auri. Siento repetirme pero mis problemas con el libro son el mismo en todos los aspectos: al ser tan corto e introductorio, apenas noto verdadero desarrollo en trama y personajes. Así pues, aunque me ha interesado lo que me cuentan sobre los personajes, ellos no han conseguido interesarme como personas más allá de que me de pena o rabia su situación.

Creo que parte de mi fallo es haber ido con la idea de que sería muy similar a 1984 y para mi gusto Fahrenheit 451 propone unas ideas que apenas son expuestas y no se profundiza en ellas. Supongo que la idea es que sea el lector el que tome esas ideas y las analice, pero es una idea que no me ha cuajado mucho con el libro porque esperaba otra cosa.

El final ha seguido para mi gusto en la misma tónica. Demasiado abierto, demasiado intuitivo y poco “concreto” por decirlo de alguna forma.

También he notado que, justo nada más terminar el libro, me había dejado mejor impresión que el poso meditado sobre el que escribo ahora. Una vez rumiado y pensándolo desde la distancia y con perspectiva veo que efectivamente ha sido una lectura agradable, pero nada del otro mundo. Tal vez porque estuviera esperando otra cosa, tal vez porque este acostumbrada a leer libros mucho más voluminosos, pero este un libro que definitivamente se me ha hecho corto y me ha sabido a poco.


Aunque la idea, trasfondo y mundo de Fahrenheit 451 me han gustado y cautivado muchísimo, me ha resultado un libro muy desequilibrado. Con una introducción que se me ha hecho muy larga y lenta, ha desembocado en un nudo y desenlace muy rápidos y superficiales. La sensación general que me ha dejado es que la de un gran boceto gigante en el cual tienen lugar unos sucesos muy apresurados. Me ha gustado, porque el trasfondo y la historia son buenos, pero la forma en que está contado me ha dejado bastante fría. Me resultó complicado seguir la historia ya que me dio la impresión de que, tras el comienzo, todo sucedía muy rápido y casi sin tiempo a haber una verdadera causa efecto sino una serie de sucesos. A grandes rasgos, una novela de la que esperaba otra cosa y que de desarrollarse los eventos de forma diferente, creo que me hubiera gustado muchísimo más. 

lunes, 20 de julio de 2015

Jonathan Strange & Mr. Norrell - Susanna Clarke


Jonathan Strange & Mr Norrell (Jonathan Strange y el Señor Norell

Susanna Clarke (Traducción en español por Ana María de la Fuente)

Autoconclusivo)
Bloomsbury (Salamandra en español), 1003 páginas, 9.99 libras 25.90
9780747579885


“A principios del siglo XIX, las hazañas del Rey Cuervo, el más grande de todos los magos de la Edad Media, perviven en la memoria y la leyenda, pero la práctica de la magia ha sido completamente olvidada en Inglaterra. Hasta el día en que el esquivo señor Norrell, de Hurtfew Abbey, logra que las piedras de la catedral de York hablen. La noticia del retorno de la magia se extiende como la pólvora y el señor Norrell, convencido de que debe poner sus artes al servicio del gobierno en la guerra contra Napoleón, se traslada a Londres. Allí conoce al joven Jonathan Strange, un brillante y voluntarioso mago, y tras superar algunos recelos, consiente en acogerlo como discípulo. En una época en la que sólo los charlatanes se hacían llamar magos, Norrell y Strange se proponen limpiar el buen nombre de su oficio, al que consideran una ciencia con mayúsculas. Bajo las órdenes de Wellington, realizarán decenas de actos mágicos, y su éxito es tal que muy pronto se los consultará sobre muchos otros problemas, desde la curación de la locura del rey Jorge III hasta la mejor venganza para amantes despechados. A su paso encontrarán amor y muerte, portentos y crueldades, y arrastrados por la ambición y la rivalidad, el camino de la gloria los acercará irremediablemente al abismo.”

Sinopsis de la edición en español de Salamandra

Motivada por un regalo de una persona a la que quiero muchísimo, y en segundo lugar por la miniserie de la BBC, tenía muchísima curiosidad y ganas de leer este libro. Y lo primero que me llamó la atención fue el trasfondo. El libro transcurre en la Inglaterra de principios de siglo XIX, con las guerras napoleónicas de fondo, pero no nuestra Inglaterra, sino una que durante la Edad Media fue testigo de uno de los magos más grandes y cuna de la magia, pero que poco a poco, esta fue decayendo hasta desaparecer. En el momento en que comienza la acción, la magia ha desaparecido.

La autora nos presenta un mundo como el nuestro más la magia añadida, lo cual me pareció una idea sublime ya que responde a ese ¿cómo hubiera sido nuestro mundo con magia? Además, el libro cuenta con muchas notas a pie de páginas en la que se citan y refieren obras, “reales” dentro de la historia que le dan más profundidad a ese universo. Creo que todas esas referencias y guiños hacen que la historia, dentro de la fantasía, pueda pasar por una "historia real".

Y para dar más sensación de autenticidad, el libro imita el habla de la época, tanto en los diálogos como en la narración. Esto la puede hacer un poco complicada a la hora de leerla, y no solo eso sino que es una novela que me ha parecido lenta. Y ojo, que no lo digo como algo malo, a mi me encantan las novelas así. Es muy descriptiva, se centra mucho en el trasfondo, como os he comentado, y en el día a día. Y, aunque al principio se me hizo lenta, tanto por el vocabulario, como el estilo, como que el principio me resultó algo aburrido, hacia el final del primer tercio estaba totalmente enganchada y necesitaba saber más.

A pesar de todo este trasfondo hay algo que en cierto modo me chirrió un poco, tal vez por ser lectora asidua de fantasía y es que la magia del libro me pareció muy poco delimitada. No es un sistema mágico definido, ni tiene reglas que el lector conozca. No me queda claro que se puede hacer, qué no, bajo que normas estamos funcionando y por lo tanto, qué se puede esperar que hagan los magos y que no. Quiero decir, he echado en falta un marco, una directrices para saber un poco como funciona la magia en lugar de hizo un conjuro con tal efecto.

Como ya os he comentado la primera parte se me hizo algo lenta. No hay magos que hagan magia, sino un montón de gente que se hace llamar magos porque han leído sobre el tema. Hasta que llega Mr. Norrell y entonces todo cambia. Mr. Norrell es un personaje muy particular; al principio no me gustaba nada y su trama me parecía algo pesada pero rápidamente llegué a comprender al personaje y a apasionarme su historia. Por otro lado, Jonathan me cautivó rápidamente desde el principio ya que me resultó muy carismático en comparación con Norrell. 

Algo que me ha llamado mucho la atención es el desarrollo de la novela, tanto en personajes, como en matices. Al principio tenemos unos personajes muy definidos, con unas ambiciones y aspiraciones claras, y una magia con un claro propósito y finalidad. Pero a medida que vamos avanzando, todo se llena de tonos de grises, los actos con buena intención resultan no serlo tanto, y aquellos pensados para causar daño resultan bueno. Lo mismo con la magia. Esta al principio era teoría, que pasó a ser práctica pero siempre muy controlada. A medida que avanzamos, los límites se difuminan y todo cobra un tono mucho más serio, oscuro y grave que he disfrutado muchísimo.

El final también me ha sorprendido gratamente. La novela había llegado a un punto en que no tenía muy claro cómo iba a terminar, y aunque tenía mis ideas, y deseos, el resultado ha superado mis expectativas.


Jonathan Strange y Mr. Norrell es un libro muy inglés que nos introduce de lleno en una Inglaterra del siglo XIX donde la magia había desaparecido…. Hasta ahora. Con un estilo que recuerda a los autores de la época y un comienzo un tanto lento es un libro muy descriptivo pero con un desarrollo de personajes increíble. Aunque el sistema de magia no se expone a lo largo de la novela la magia en sí está tremendamente bien introducida en el libro, el cual cuenta con notas de páginas y muchas referencias a diferente sobras, todas ficticias, pero que dan mucha profundidad a la parte histórica de la novela. Con unos personajes llenos de matices y una gran variedad de tramas, superado el bache inicial, la historia me atrapó hasta llevarme a un final inesperado pero brillante. 

lunes, 13 de julio de 2015

Soulless - Gail Carriger


Soulless (Sin alma) – Gail Carriger (Traducción en español por Sheila Espinosa)

Parasol Protectorate #1 (El Protectorado de la Sombrilla)
Orbit (Versátil en español), 373 páginas, 7.99 $ libras 18.50
9780575107748




Una novela de vampiros, licántropos y sombrillas en pleno Londres Victoriano.
Alexia Tarabotti debe desenvolverse bajo muchas y variadas tribulaciones sociales. En primer lugar, no tiene alma. En segundo, es una soltera cuyo padre es italiano y, además, está muerto. Y en tercer lugar, ha sido groseramente atacada por un vampiro sin ningún respeto por la etiqueta social. ¿Qué puede esperarse de todo eso?
Aparentemente, nada bueno, pues Alexia mata accidentalmente al vampiro y el atroz Lord Maccon (ruidoso, indecoroso, atractivo y hombre lobo) es enviado por la Reina para investigar el caso. Con inesperados vampiros apareciendo y esperados vampiros desapareciendo, todo el mundo parece estar convencido de la culpabilidad de Alexia. ¿Será capaz de averiguar lo que está sucediendo realmente en la alta sociedad londinense? ¿Su habilidad para anular los poderes sobrenaturales debido a su carencia de alma demostrará ser útil o simplemente embarazosa? Y, finalmente, ¿quién es el auténtico enemigo, y tendrán tarta de melaza?


Sinopsis de la edición en español de Versátil

Después de varios libros algo más densos me apetecía una lectura juvenil, fresca, sobrenatural y divertida.  Y esto es exactamente lo que encontré en el primer libro de Alexia Tarabotti.

Básicamente, fueron varios los puntos que llamaron mi atención de esta novela. En primer lugar el trasfondo victoriano. Me gustan mucho las novelas de época, y las novelas no de época, pero ambientadas en ella. La verdad es que es un periodo histórico que me parece muy bonito, visualmente, y cuya etiqueta y forma de vida me resulta muy curiosa y atractiva por lo cual, punto a su favor.

En segundo lugar, el elemento sobrenatural. Porque si, me gusta mucho, y aunque a veces encuentre novelas que sean malas hasta decir basta, a veces se hacen buenos descubrimientos y la verdad es que este lo ha sido. Aunque no es algo totalmente original, la peculiaridad de Alexia es que no tiene alma, y por lo tanto, si toca a algún ser “sobrenatural” anula sus poderes. Esto en un contexto de Londres supernatural habitado por vampiros, hombres lobo, brujos y demás, da bastante juego.

Y bueno, en tercer lugar fue que encontré un box set con los cinco libros que conforman la saga a bastante buen precio y pensé que esa era la ocasión ideal para comprarla. Tardé un poco en finalmente ponerme con ellos pero por fin los he empezado.

Con Alexia he tenido mis más y mis menos. Es cierto que el personaje me ha parecido carismático y divertido, pero también me ha dado la impresión de que la autora, por el motivo que fuera, ha sido demasiado repetitiva en algunas cosas. Me ha dado la sensación de que había algunos rasgos de su personalidad que se repetían a lo largo del libro demasiado a menudo, como es el hecho de su soltería, que no es especialmente guapa, su herencia italiana… Personalmente, ha habido momentos en que me ha resultado algo molesto, precisamente por la redundancia. También en ocasiones, me ha dado la impresión de que estaba demasiado forzado, en el sentido de que, aunque alguien sea irónico o mordaz, no lo es siempre. Alexia sí. Y eso me ha dado la impresión de diálogos poco naturales.

El resto de personajes, aunque hay algunos bastante carismáticos, como Lord Akeldama, de momento han tenido muy poco protagonismo y no se han desarrollado mucho. Al ser una saga de libros, espero leer más sobre ellos en las siguientes novelas.

En libro en si me ha gustado, me ha parecido un libro entretenido, que engancha muchísimo. Como bien podéis leer en la sinopsis, hay un caso que investigar y está muy bien montado, de forma que realmente consiguieron intrigarme con cómo se iba a resolver todo, quién era el responsable y demás. No es una trama muy elaborada, en ocasiones de hecho es bastante predecible también, pero es entretenida y muy efectiva. Y sí, tiene trama romántica también, pero de esta no os contaré nada porque si no os la destriparía. También es algo predecible, desde el principio sabes que va a ser así, pero es gracioso ver como llegan hasta ese punto.

El inglés es bastante sencillito. Cierto es que hay algunas palabras específicas de la época victoriana y algunos diálogos puede ser algo anticuados, pero no es nada fuera de lo común. Yo creo que es bastante accesible para aquellos que os estéis animando con libros algo más largos o si sois ya lectores asiduos en inglés y queréis algo más ligerito que no presente mucho esfuerzo.


Soulless es una buena novela introductoria a la pentalogía de Alexia Tarbotti, ya que ni es demasiado introductoria, ni demasiado lenta como algunos primeros libros de saga. Se compone de un caso a investigar como primera toma de contacto con este mundo victoriano sobrenatural. Si bien es cierto que Alexia es muy carismática y divertida, para mi gusto han remarcado demasiadas veces los mismos rasgos de su persona y algunos de sus diálogos me han resultado alfo forzados. Aderezado con un romance, me ha resultado una buena novela juvenil que me entretiene, engancha y divierte al mismo tiempo con un trasfondo muy curioso y agradecido como puede ser el Londres victoriano.