viernes, 30 de enero de 2015

Firefight - Brandon Sanderson



Firefight Brandon Sanderson 
Reckoners #2

Gollancz, 400 páginas, 16.99 libras 
9780575104211

They told David it was impossible--that even the Reckoners had never killed a High Epic. Yet, Steelheart--invincible, immortal, unconquerable--is dead. And he died by David's hand. 
Eliminating Steelheart was supposed to make life more simple. Instead, it only made David realize he has questions. Big ones. And there's no one in Newcago who can give him the answers he needs.
 

Babylon Restored, the old borough of Manhattan, has possibilities, though. Ruled by the mysterious High Epic, Regalia, David is sure Babylon Restored will lead him to what he needs to find. And while entering another city oppressed by a High Epic despot is a gamble, David's willing to risk it. Because killing Steelheart left a hole in David's heart. A hole where his thirst for vengeance once lived. Somehow, he filled that hole with another Epic--Firefight. And he's willing to go on a quest darker, and more dangerous even, than the fight against Steelheart to find her, and to get his answers.”



Tras la lectura  de Mitosis, como os comenté en la entrada anterior, no necesaria para seguir la trilogía retomo las aventuras de David con Firefight, la segunda parte de la trilogía juvenil Reckoners de Brandon Sanderson. Si no habéis leído el primer libro, vais a encontrar spoilers del primero en esta reseña, porque obviamente, incluso en la sinopsis encontraréis spoilers.

Si Steelheart se centraba en la ciudad de Newcago y el Épico que la controlaba, Steelheart, en este nuevo libro nos centraremos en la ciudad de Babylon Restored y la Épica que la controla: Regalia. Es un trasfondo que me ha dejado totalmente asombrada, Newcago tenía sus curiosidades y particularidades pero Babylon Restored, tal y como me la he imaginado con el agua, las plantas y las luces era sencillamente increíble. Me parece que visualmente llama muchísimo la atención y que combinado con los poderes de Regalia como Épica da muchísimo juego a la trama.

Lo que más disfruto de este libro es como está escrito pues es narrado desde el punto de vista del propio David, y él tiene una forma de ver las cosas, un tanto peculiar. Es una narración muy amena y dinámica en la que el ácido humor de David, y sus pésimas, aunque a veces, divertidísimas metáforas, lleva la nota cantante. Es un personaje que me gusta mucho, me hace reír a carcajadas, literalmente. Si el personaje de David te gustó, la forma en que narra los sucesos seguramente os encante. Por lo contrario si su personaje no os ha convencido demasiado, es probable que os cueste un poco avanzar por ello.

Yo me encuentro en el primer grupo: David me parece un gran personaje y si pensáis que no podría evolucionar más, estáis equivocados. Me ha gustado el enfoque que le ha dado en este libro, esas nuevas líneas de pensamiento que surgen de él y esas dudas que se plantea. No obstante, encontramos nuevos personajes en este libro de los cuales tengo que destacar a Exel. Por supuesto, algunos personajes del primer libro vuelven a tener su parte de acción. Y si, con esto me refiero a que Megan vuelve. Pero no os diré más.  

También, para los fans de Mistborn hay una escena que me ha recordado muchísimo a esa trilogía y es la escena del esbozo del plan y la pizarra. No sé si habrá sido algo adrede o algo que he visto yo sola debido a mi obsesión malsana por el autor, pero sea como sea, me ha parecido una de las escenas más divertidas y mejor narradas del libro.

Lo que empezó siendo una lectura tranquila por mero entretenimiento y diversión terminó con un enganche terrible al libro, intentando encontrar tiempo de cualquier lado para terminarlo. A partir de la mitad de la tercera parte el ritmo se vuelve frenético, la trama desvela un par de giros que yo no me había visto venir y que me crearon la necesidad de saber cómo acababa y el final no me ha decepcionado para nada. Excepto por el hecho de que no es un final tan tranquilo como el anterior. Tengo verdaderas ansias de coger el desenlace de esta trilogía y ver cómo termina todo.


Steelheart me gustó, me gustó mucho, pero creo que Firefight le ha superado. No solo creo que el trasfondo, en cuanto a Regalia y la ciudad de Babylon Restored ganan muchísimo y dan mucho juego sino que la trama tiene muchas más ramificaciones que el primer libro. No solo tenemos la trama principal sino que hay varias tramas secundarias que me han dejado igualmente enganchada a sus páginas. Además, desde mi punto de vista, los personajes secundarios pueden lucirse más en este segundo libro. Definitivamente recomendado si el primero os gustó. 

lunes, 19 de enero de 2015

Mitosis - Brandon Sanderson

Mitosis Brandon Sanderson 

Reckoners #1.5
Gollancz, 96 páginas, 7.99 libras 
9780857532497



“Mitosis, a short story set in the action-packed world of Steelheart: the Reckoners series, exclusively available in a HB collector's edition. Epics still plague Newcago, but David and the Reckoners have vowed to fight back. Catch all the action before Firefight, the exciting sequel to Steelheart, hits the shelves.”




Bueno, os os traigo una reseña realmente cortita puesto que Mitosis no sobrepasa las cien páginas. Se trata de una pequeña aventura en el mundo de los Reckoners que perfectamente podría ser un capítulo final de Steelheart o un prólogo de Firefigth

Respecto a la puntuación, el motivo de que no sea más alta es precisamente que sea una novella. Me ha gustado, me ha parecido innegablemente entretenido, pero para mi gusto 96 páginas son pocas. Y más para alguien como Sanderson, y no es que crea que sea malo, no lo es, sencillamente me ha sabido a poco. 

Tras Steelheart y antes de Firefight, Sanderson nos deleita con Mitosis, una historia corta, aunque para los baremos del escritor bien podríamos considerarlo un capítulo anexo. Y no uno especialmente largo para lo que acostumbra a escribir. Y esa es mi única pega, en general a Mitosis, y es que es tan corto que apenas te da para comenzar a ilusionarte con la historia cuando, ¡ya se ha terminado!

Mitosis tiene lugar inmediatamente después de Steelheart por lo que sí, es imprescindible leerlo antes y definitivamente no recomendaría leerlo de buenas a primeras. A no ser que quieras spoilearte todo el libro. Tras los sucesos narrados en Steelheart podemos comenzar a vislumbrar qué ha cambiado, cómo se organizan las cosas ahora y en qué ha afectado los sucesos del final de Steelheart.

No obstante, vuelven los problemas. Mitosis nos cuenta como el Épico del mismo nombre, llega a Newcago creando una nueva amenaza para la ciudad tras la aparente calma que se había organizado.  Por lo que conocemos del mundo Reckoner es una trama muy válida y posible, por lo que la historia no queda nada descolgada del resto de la trama. Además, no solo eso, sino que incluye un nuevo enfoque. Ahora, los Reckoners tienen las cosas claras, unos objetivos fijados y se lidiará con Mitosis de una forma muy diferente a lo que encontramos en Steelheart.

Y eso es precisamente lo que me ha gustado de la novella: es corta, directa, concisa y dinámica. Y a la vez, es diferente de Steelheart en lo que forma de abordar la trama se refiere, aunque en el fondo sea muy similar ya que ambos libros tratan de la amenaza de los Épicos. Pero con este nuevo enfoque no me ha dado la sensación de estar leyendo lo mismo, o una historia innecesaria. Tampoco es que Steelheart fuera especialmente lento y Mitosis tremendamente dinámico, de hecho al ser juvenil son unos libros en general muy dinámicos de por sí, sino que es sencillamente breve.


No es imprescindible leerlo para luego ponerse con Firefight, no hay información fundamental para la saga ni se revelan grandes secretos. Pero es entretenido, en la línea de la trilogía, y seguro que si has disfrutado con el primero, Mitosis será un ligero tentempié agradable. 
Desde mi punto de vista, si has terminado con Steelheart y tenías ganas de leer más antes de poder hacerte con Firefight, es la lectura indicada. Teniendo en cuenta que al terminar ibas a querer más. Por otro lado, si Steelheart no te ha gustado demasiado, te recomiendo que directamente lo saltes. Es más ahora, que he terminado Firefight, tengo que confesar que espero que Sanderson publique alguna otra novella en este mundo antes de Calamity. La espera va a ser ardua. 




domingo, 11 de enero de 2015

Declaración de intenciones: 2015

¿Hola?
¿Queda alguien por ahí?
Hum...

Sí, creo que aún veo a algunos de vosotros por el fondo. Acercaos, acercaos.

No tenía muy claro si escribir esto o no, pero, con ocasión del nuevo año, aunque ya estemos casi a mitad de Enero, bueno, aunque es algo tarde nunca es demasiado tarde. O eso dicen.
¡Feliz año nuevo a todos!

Este 2014 aunque empezó con buen pie, para mi terminó siendo algo caótico en el ámbito del blog. Podría poneros mil excusas pero no son más que eso excusas. No obstante, no creo que ha sido un año malo, sino un año peor de los que esperaba. Tras el verano y el Celsius me ha costado más trabajo encontrar tiempo que dedicarle al blog sencillamente porque tenía otras prioridades. Ahora viene el nuevo año, y con este toneladas de nuevos buenos propósitos entre los cuales, por supuesto, está intentar coger esa dinámica perdida. 

Asi pues, os voy a comentar con un poco de detalle que va a ser del blog este año, para que sepáis lo que hay. 


1. Traeros al menos una reseña a la semana. Este es uno de mis retos a nivel personal. Se que leeré mucho más de lo que vaya a reseñar, pero seré selectiva en esto. No obstante, en Goodreads siempre podréis encontrar una mini reseña sobre el libro que sea. Además, también podéis escribirme por allí para preguntarme o hablarme por twitter. No muerdo. 

2. Ser más selectiva con mis lecturas. Cuando comencé a escribir reseñas, reseñaba todo lo que leía. Y a veces cuando entras en el mundo de blogger te dejas llevar por lo que otros leen y recomiendan entrando en lecturas que a lo mejor por ti mismo no habrías elegido. Esto ha hecho que me alejara un poco de la literatura que leía antes de tener el blog, dejé de ser selectiva porque tenía tiempo. Ahora no lo tengo. Y esto me lleva al tercer punto.

3. Leer y reseñar más fantasía, ciencia ficción y clásicos. Los dos primeros porque son mis favoritos, y blogs hay muchos, pero que reseñen estos géneros muchos menos. Por lo que me gustaría especializarme. Los clásicos son porque estoy estudiando filología inglesa, por el mero placer de aprender, por lo que muchas lecturas serán recomendadas de la carrera y creo que pueden tener un enfoque diferente y enriquecedor. 

4. Leer más libros de los autores que vayan al Celsius 232. Lo sé, aun no hay nada confirmado, pero el año pasado llegué tarde y casi no me dio tiempo a leer nada. Este año, pienso poner medidas para que no suceda lo mismo. Aquí también incluyo leer los libros que compré el año pasado y leer lo que compre este año je je je. 

5. Reto Euro Con, organizado por Alex de Donde Acaba el Infinito. Sip, ya haré una entrada del reto para enseñaros los libros y mostraros mi progreso. Me encantaría poder asistir por lo que, igual que el Celsius, voy a ir culturizándome al respecto. De tal modo, si empiezo pronto, podré tener mucho leído para la convención. Y sí, eso quiere decir Geralt de Rivia, Mss Black, traelos que quiero leerlos. 

6. Leer pendientes y solo comprar libros que se que voy a leer. Este realmente no tiene mucha más explicación. Lo que siempre decimos todos los años y nunca cumplimos. Me he comprado una estantería nueva y ya la he llenado, por favor, detenedme un poco. 

7. El canal de Youtube. Tranquilos, no va a ningún sitio. Pero como el blog, quiero que sea algo más especializado en los géneros que me gustan. Agradezco muchísimo todos vuestros mensajes de ánimo con el canal, animándome con ello, e instándome a volver a subir vídeos porque os parece que enseño libros diferentes a los demás. Para mi esa es la mayor recompensa porque es lo que quiero hacer. ¿El problema? El canal de youtube, al menos para mi, no es como una reseña que en tres horas máximo puedo tener publicada. Es hacer un guión, poner la iluminación, grabar y luego la edición y subirlo a youtube. Nuevamente tiempo. No os puedo prometer vídeos todas las semanas, aunque me encantaría, pero no lo dejaré de lado. 

8. Leer, comentar y participar. Nuevamente por la falta de tiempo he dejado sobre todo de comentar en mis blogs favoritos, que no es que haya dejado de leerlos ojo. Os leo en las sombras. Pero sin un feedback, y eso es algo que me encanta de los blogs, el poder debatir e intercambiar opiniones. Tal vez esto desemboque en menos reseñas, pero bueno, debatir y charlar también es bueno así que...


Y bueno, creo que esto es todo. Poco más quiero deciros. Tampoco ha sido mucho pero me parecía necesario hacer esta entrada y realmente quería hacerla. Pero comentadme vosotros, ¿tenéis algún propósito de año nuevo relacionado con los libros? ¿Con el blog? ¿Coincidimos con alguno? 

¡Nos vamos leyendo!




miércoles, 5 de noviembre de 2014

The Broken Eye - Brent Weeks





The Broken Eye Brent Weeks 
Lightbringer #3 
    # 1 El Portador de la Luz
         # 2 La Daga de la Ceguera
Orbit, 757 páginas, 18.99 libras 
9781841499093




"As the old gods awaken and satrapies splinter, the Chromeria races to find its lost Prism, the only man who may be able to stop catastrophe. But Gavin Guile is enslaved on a pirate galley. Worse, Gavin no longer has the one thing that defined him -- the ability to draft.

Without the protection of his father, Kip Guile will have to face a master of shadows alone as his grandfather moves to choose a new Prism and put himself in power. With Teia and Karris, Kip will have to use all his wits to survive a secret war between noble houses, religious factions, rebels, and an ascendant order of hidden assassins, The Broken Eye.”




Con el final trepidante del segundo libro de la saga de El Portador de la Luz, y bueno, con los regalitos suculentos que me ofrecían si hacía un preorder de este libro, no pude resistirme y lo compré. No obstante, no ha sido hasta un par de meses después que lo he cogido ya que es un señor tocho importante. No es que los libros voluminosos me echen para atrás, pero cuando tengo que llevarlos al trabajo mi espalda se queja algo.

Si me seguís normalmente sabréis que soy muy fan de Weeks, tanto del El Ángel de la Noche, como esta nueva saga de libros. Y hasta ahora puedo deciros que sigue sin decepcionarme en absoluto. Además, ese sentimiento de necesitar ávidamente el libro siguiente también se ha quedado conmigo tras la lectura del tercer tomo.  Los finales de los libros de Weeks nunca me dejan indiferente. Pero empecemos por el principio.

Lo que menos me ha convencido de la lectura de esta tercera parte es esa sensación de haber leído un montón de páginas y que algunas tramas apenas hayan avanzado. Todos tenemos nuestros favoritos, evidentemente, y hay cosas, como por ejemplo, que no aparezca el personaje del Tercer Ojo que le perdono. Aunque sea mi personaje favorito. Pero es que hay personajes, en teoría principales, que aparecen apenas dos veces. Por contraposición, hay otras tramas, que son más recurrentes, y que a pesar de tener más páginas, no dan la sensación de avanzar.

En general me ha resultado un libro lento. Que no aburrido, ojo, me encanta la manera de narrar de Weeks y como hace a sus personajes reflexionar de forma que veamos y sepamos cómo piensan y razonan. Creo que su forma de narrar es muy amena y la lectura de sus libros muy divertida. ¿Quién no se rie al menos una vez por capítulo con Kip? Pero me ha dado esa sensación de llegar al final, pensar en general en lo que ha avanzado la trama, y sentir que no ha avanzado casi nada. Es un libro muy entretenido de leer, que engancha, que te hace querer seguir leyendo con avidez para ver que va a suceder, pero que, una vez lo terminar y piensas sobre ello,a  mi me ha sabido a poco. 

Además, el mundo que nos había presentado Weeks sigue en expansión, conocemos más detalles del mismo, algo más del sistema mágico, y por supuesto organizaciones y personajes desconocidas. También algunos personajes bastante secundarios en otros libros cobran bastante protagonismo.

Por otro lado, en relación con el ritmo del libro en general, el final se me ha hecho muy apresurado. Toda la trama se desarrolla entrelazando muchas tramas, muchos personajes, y no parece que se muevan demasiado hasta el final, donde ya todo se apresura, se entrecruza y en un par de capítulos te narra el desenlace, te explica cuatro cosas que se saca de la manga, muy coherentes y brillamentemente hiladas, y te quedas a cuadros maldiciendo su nombre y marcando en tu calendario la fecha de lanzamiento del cuarto libro.


En general me ha parecido una digna continuación de la saga. Creo que son unos libros frescos, divertidos, y diferentes. Aunque, tiene unos puntazos muy buenos de personajes femeninos, siento que los ha dejado un poco de lado ya que hay uno de ellos que apenas aparece. Evidentemente el protagonista es quién es, pero me parecen personajes bastante importantes como para que mantengan su aparición y desarrollo. Espero poder leer más de ellos en próximos libros. 


jueves, 30 de octubre de 2014

Good Omens - Terry Pratchett & Neil Gaiman




Good Omens Neil Gaiman & Terry Pratchett 
Gollanz, 424 páginas, 9.99 libras
9781473200852



Las buenas y ajustadas profecías de Agnes la Chalada anuncian que el mundo se acabará en sábado. El próximo, de hecho. Justo después de la hora del té... El Anticristo ha nacido, en Gran Bretaña, pero una serie de errores lleva a que en vez de llevar una vida ajustada a su naturaleza, con una educación satánica, viva tranquilamente con una familia de clase media en un pueblecito cerca de Londres. Un demonio y un ángel se ayudan mutuamente para evitar el fin del mundo...”

Sinopsis de la edición de Timun Mas

Hace poco, y dado que tenía la oportunidad, me propuse leer todos los libros de Neil Gaiman en un relativo orden de publicación. Y digo relativo porque me he saltado Sandman. Esto es que, probablemente, muchas reseñas de Neil Gaiman llegarán por el blog y el canal. O tal vez solo a uno de los dos. De esta forma, hoy os traigo la reseña de Good Omens, un libro que escribió junto a Terry Pratchett cuando ambos apenas comenzaban con esto de la escritura.

Se trata de una comedia, lo cual, seamos sinceros, no es mi tipo de libro predilecto. Tengo un sentido del humor peculiar, y soy consciente de ello. No tenía muy claro si, a pesar de ser de Gaiman y Pratchett me gustaría por esto. No obstante, la verdad es que me ha sorprendido bastante y es un humor que he disfrutado mucho. Me he descubierto más de una vez riéndome a carcajadas, aunque a veces lo que me motivaba a reírme era radicalmente opuesto. En contraposición, esto es algo que me carga un poco. Es un libro que no he podido leer del tirón precisamente por eso. A veces este sentido del humor llegaba a saturarme.

Por otro lado, también al ser un libro más de comedia y que, aunque tiene una trama en sí, tiene algunas salidas de “guión” algo imprevisibles, me ha resultado difícil de seguir. Esto no es algo malo en sí. Sencillamente, a veces ocurrían cosas que no venían a cuento, eran evidentemente estrafalarias, divertidas y curiosas, pero que si las pensaba de forma fría y coherente para la trama y evolución de la novela y no conseguía encajarlas en ningún lado. Sencillamente eran.

Para mi ha estado bien en pequeñas dosis, ir leyendo un poco cada día, tal vez para ir acompañando con otras lecturas más densas y para descargarse de ellas.

Me han conquistado especialmente con las notas a pie de página. Y es que casi todo en este libro es humor, sobre todo, las susodichas notas. Se de gente que no las leen porque “entorpecen” la lectura, si sois de ese grupo, honestamente, os recomiendo que las leáis.  A no ser que seáis americanos, en cuyo caso a lo mejor es posible que no os hagan tanta gracia. El caso es que es un libro que resulta hecho al detalle, hasta en las notas de página han pensado.

Sobre los personajes me resulta complicado hablar. Hay bastantes. Si bien hay un par que me han encantado, y sí, hablo de Crowley y Aziraphale, el resto me han resultado menos llamativos y me he quedado menos con ellos. Tal vez porque creo que con los diálogos que más he disfrutado han sido con los suyos. Esto no quiere decir que el resto de personajes no me han gustado, quiero decir, hay momentazos con los Cuatro Jinetes de Apocalipsis y hay varias charlas en general que son dignas de releer con tranquilidad. Yo lo siento, pero que un angel y un demonio se sienten a charlar sobre como boicotear el Apocalipsis me gana de calle.

Pero en general y si me tengo que quedar con algo del libro es definitivamente con su trasfondo. No trasfondo como contexto en el que se encuentra la historia, sino con las enseñanzas que podemos o no sacar de la trama si ahondamos en ella como lectores. Me gusta cuando los libros tienen una trama superficial que te hace leerlos de forma amena, pero aun más me gusta que, cuando comiences a darle vueltas y a pensar sobre ellos, vayas sacando más cosas. Y aunque no lo esperaba al ser comedia, me ha sorprendido en este sentido. Así que este libro da tanto para una lectura amena, para quien solo busque una comedia, o para reflexionar un poco más si estás de ánimo.

El inglés no es excesivamente complicado aunque tampoco es de los más sencillos. Para alguien ya acostumbrado a leer en inglés no tendrá muchos problemas. No obstante, hay algunas partes más densas, con menos diálogo, que a lo mejor si que he necesitado releer para estar absolutamente segura de que me había enterado qué había pasado exactamente. Aunque eso sí, si apenas habéis leído un par de libros sencillitos en inglés no lo recomiendo demasiado. Mejor esperad un poco más.




lunes, 20 de octubre de 2014

El libro de Ivo - Juan Cuadra Pérez




El libro de Ivo Juan Cuadra Pérez 
La saga de la Ciudad #1 
Fantascy, 400 páginas, 16.90
9788415831433


“En una ciudad sin nombre, un hombre sueña cada noche que es un asesino cruel y despiadado, y cada mañana despierta temeroso de que un día todo eso se haga realidad. Su temor y el deseo de proteger a la mujer que ama lo llevan a descubrir que la reina Mab, dueña y señora del Reino, es la responsable de que sus noches sean cada vez más aterradoras. Si acaba con ella, sus espantosos sueños por fin cesarán.

Cuando duermen, los humanos llegan hasta el Reino y crean allí sus sueños, forjando las pesadillas con sus miedos y sus deseos más ocultos. Una vez que los humanos han protagonizado sus fantasías más perversas e inconfesables despiertan, dejando tras de sí su parte más oscura.
Pero la muerte de Mab a manos de un durmiente ha puesto en peligro al Reino, desencadenando unos acontecimientos que nadie podría haber previsto. ¿O sí? Mientras los humanos pierden la capacidad de liberar sus pesadillas lejos de sus vidas, cuatro de los Señores del Reino —Bestia, Oscuridad, Laberinto y Cazadora— deberán decidir cuál de ellos bajará a la Ciudad en busca del asesino de la Reina para intentar restaurar el equilibrio entre los mundos antes de que unas terribles y oscuras fuerzas transformen todo lo que conocemos.”

He terminado el libro hace ya una semana pero aún me he tomado mi tiempo para escribir esta reseña, en parte por falta de tiempo, en parte por ordenar mis ideas.  Y es que aunque es un libro que me ha gustado, es de esos libros que me resulta tremendamente complicado a la hora de recomendar, por lo que se sale de la norma. Lo que escribo, mi forma de concebir reseñas es escribir lo que le diría a un amigo del libro que he leído y en este caso me cuesta aclarar mis ideas.

La sinopsis me parece bastante atrayente de por si, y es el que el tema de los sueños y el Reino, desde el principio tuvo toda mi atención. Parecía algo que se salía de lo común en la oferta actual y así ha sido, desde luego y a falta de haber leído Sandman pues ya he leído que tiene influencias en parte, me ha parecido una trama muy original, si bien algo descompensada.

El libro se presenta alternando dos tramas, una en el mundo real, la Ciudad, la cual se encuentra en un gran desequilibrio que está sacudiendo los cimientos de la humanidad y la civilización en si misma, y una en el mundo de los sueños, el Reino, cuya Reina ha sido asesinada creando un gran impacto en este mundo de forma que todo el mundo se vuelca en encontrar al responsable. Ambos mundos están entrelazados y el deterioro de  uno va ligado a a otro. No obstante, la trama que se desarrolla en el Reino me ha resultado mucho más atrayente que la que se desarrolla en la Ciudad.

Es cierto que soy una predilecta del género fantástico y que tal vez me he podido sentir más interesada por una trama más afín al género que a la parte del mundo real, tal vez más tirando hacia una fantasía urbana. En general, los sucesos que tenían lugar en el Reino me ha llamado mucho más la atención y me han interesado muchísimo más. Me parecía una trama mucho más completa. De esta forma, la parte de la cuidad me ha resultado más monótona y lenta, dándome la sensación de que cortaba la trama del Reino y no ha sido hasta el final en que ambas tramas me han interesado por igual.

Por otro lado, la trama del Reino tarda bastante en hacer aparición. El inicio del libro, aunque con un prólogo muy impactante, se me hizo algo lento, y tras este se me desinfló un poco. También los personajes que, inicialmente, aparecen en el Reino me llamaron mucho más la atención que los demás. Aunque esto también va cambiando a lo largo del desarrollo de la trama y al final de que al final, seguía con la impresión de que algunos personajes apenas habían tenido protagonismo. También es cierto que es una primera parte de cuatro libros, seguramente, quede mucho más por venir.

Al principio me costó algo hacerme al estilo. La narración es en presente, con frases normalmente cortas y concisas, que he de decir que no es una de mis formas narrativas favoritas. Es cierto que da dinamismo a la lectura, pero para mi gusto, la entorpece un poco al tratarse de frases cortas. El libro es bastante crudo en algunos aspectos, hay asesinatos bestiales y muy descriptivos. Muestra aspectos muy crudos y viscerales del ser humano y Juan Cuadra no se corta ni un pelo a la hora de describirlos y reflejarlos en la imaginación del lector.

Aunque tardé un poco en meterme en la historia, en parte por el estilo y por la trama de la ciudad pasado el prólogo, rápidamente coge velocidad, entiendes muchas más cosas y todo comienza a tener muchos matices. Si bien es cierto que hay algunas partes de la trama que parecen muy poco desarrolladas, tal vez por la continuación tal vez por falta de planificación, terminé completamente interesada con la historia y con muchas ganas de saber cómo se resolvería todo. Para mi gusto, el final ha sido algo precipitado. Si bien hay partes que me esperaba, otras me han cogido totalmente desprevenida.


El libro de Ivo es un libro que no os debe echar atrás por la portada. Personalmente, si no me hubieran llamado la atención por la sinopsis, la portada no habría captado mi atención. Tras un comienzo que es toda una declaración de intenciones del estilo y rumbo que llevará la novela,  conocemos la ciudad, trama que se me atragantó un poco. No obstante, quede totalmente prendada del Reino, sus personajes, y desde el momento en que sale desde mi punto de vista la historia no hace más que mejorar. Con un estilo sencillo de frases cortas y narración dinámica iremos, poco a poco, descubriendo el misterio y averiguando quién fue el responsable. El final, previsible en algunos aspectos, sorprendente en otros, para mi gusto ha sido algo repentino. Pero sin duda, aun no lo hemos leído todo.

lunes, 15 de septiembre de 2014

El hombre en el castillo - Phillip K. Dick





El hombre en el castillo (The man in the high castle) – Phillip K. Dick (Traducción de Manuel Figueroa)
Minotauro, 261 páginas, 17
9788445075616



“La Segunda Guerra Mundial ha terminado en 1947, siendo los Aliados derrotados por el Eje. Los Estados Unidos han sido invadidos y consecuentemente divididos entre japoneses y alemanes, del mismo modo que Alemania tras su derrota en el «mundo real».
Un autor que se acerca a un escenario como el propuesto se enfrenta al problema de describir cómo sería el mundo si los nazis hubieran ganado la guerra. Dick opta por trazar a grandes rasgos la brutalidad nazi llevada al mundo entero, e incluso al espacio exterior, y elige centrarse preferentemente en la cotidianidad de los americanos derrotados dentro de una cultura japonesa victoriosa.
La acción se desarrolla en 1962 en la costa Oeste de los que otrora fueran los Estados Unidos, ahora PSA, Pacific States of America, zona de influencia japonesa. Los nativos son ciudadanos de segunda clase a pesar de que su cultura es admirada por los vencedores, a tal punto que uno de los mejores negocios es la venta de auténticas antigüedades americanas, como relojes de Mickey Mouse." 
Antes de nada avisaros. He cortado un poco la sinopsis porque para mi parecer revelaba demasiado. No hace spoilers, pero si me parece que da demasiada información de la trama en sí. Personalmente soy partidaria de que, cuanto menos sepas de los detalles de la trama de un libro, más te sorprenderá este al leerlo, de forma que me he permitido la libertad de acortarla. Si queréis la sinopsis entera, preguntadle a google. Además, esta sinopsis siquiera viene en el libro, es la de su ficha de Goodreads.

Lo que más he disfrutado sin duda alguna es el trasfondo de este libro. El como la historia cambia a raíz de la segunda guerra mundial y nos encontramos con un panorama radicalmente diferente. Pero a la vez, totalmente plausible. La trama del libro responde a una pregunta, en esencia muy sencilla, ¿cómo sería el mundo de haber ganado el bando contrario? Es cierto que hay diferentes tramas que acompañan a los diferentes personajes, pero sin duda, lo que me ha resultado más interesante ha sido ir viendo los detalles, a veces minucias, a veces diferencias abismales de este futuro alternativo.

Y creo que si lo pensamos detenidamente, el libro hubiera podido ser una realidad en lugar de mera ficción. Eso es, sin duda, lo que me ha resultado tan interesante. Podemos ver las formas de vida en el presente siendo totalmente influidas por la cultura alemana y japonesa. Y como estas dos superpotencias se han repartido el mundo, monopolizado los avances científicos y todo el desarrollo y casi devorado el mundo y el espacio. Los sucesos que narran son por un lado tan ajenos, pero por otro tan consecuentes con la idea que representaban ambos países que, si olvidaba por un momento la historia real, este podría haber sido perfectamente un libro de historia en vez de ciencia ficción.

Aunque, todo hay que decirlo, la forma de escribir de Dick me ha resultado algo extraña, y digo extraña en el sentido de ajena. Me ha resultado lento de leer. Como cuando eliges autores que no conocías antes y te cuesta adaptarte a su forma de escribir. No tengo muy claro porque, pero es un libro que he leído con calma, de forma pausada y que, tenía algunos giros de trama que tenía que releer para asegurarme de haber entendido bien. No me ha parecido una lectura ligera, sino de profundidad. Aunque la trama no es fácil de seguir y engancha, no es un libro con el que puedas ponerte si estás especialmente cansado. Para mi ha tenido algunos momentos muy densos. También puede influir el que mayormente lea de madrugada.

No solo el trasfondo me ha gustado sino como va hilando tramas y personajes. Al principio del libro todo me parecía muy inconexo y no veía las relaciones por ningún lado. Estaba bastante perdida. Pero a medida que las tramas se van desarrollando y entrelazando he podido ir apreciando verdaderamente que pocas cosas quedaban sin conectar. Y más de una vez se me ha quedado la boca abierta de admiración por lo que acababa de leer. 

Eso sí, hay tramas que me han gustado más que otras, no ha habido ninguna que me pareciera aburrida o sobre la que no me gustase leer. Pero sí hay algunas que esperaba con especial interés, como es el caso de Juliana y Robert Childan. Además, al tener varios protagonistas, podemos conocer tanto el lado de los vencedores, como el de los vencidos desde diferentes puntos de vista lo cual sin duda alguna ayuda a entender puntos de vista tan distantes y ajenos a los nuestros actuales.


El hombre en el castillo me ha gustado mucho, me ha resultado denso y extraño, sobre todo al principio. Sobre todo por la forma de escribir de Dick. Y aunque le he ido cogiendo el punto, no ha dejado de ser denso y extraño. Razones por las cuales me resultaría imposible recomendar este libro a nadie. Siquiera a esas personas a quien mejor conozco sus gustos o lecturas. Es sencillamente demasiado fuera de lo común, y eso es algo bueno. Creo que es muy difícil encontrar una lectura igual. Y cosas como el final, desde luego no ayudan.  Eso sí, el trasfondo y la forma de presentarlo es sencillamente sublime y a mi forma de ver totalmente coherente. Si la premisa de qué pasaría si lo vencedores fueran los vencidos os animo a coger el libro sin lugar a dudas.